Dieta rápida: Experiencia con las dietas para adelgazar

Hoy os voy a contar cómo ha mejorado mi vida desde que conseguí adelgazar rápido más de 10 kilos con una dieta rápida.

Para empezar, tengo 36 años, mido 1,71 metros y ahora mismo peso 70 kilos.

Pero no siempre he estado así: hace 6 meses pesaba cerca de 90 kilos, lo que realmente me agobiaba mucho. Yo me esforzaba de todas las formas que os podéis imaginar, comprando todos los productos para perder peso rapido de la Teletienda, desde esos incomodísimos corsés hasta la elíptica.

Al final, me costaron muchísimo dinero y ahora ya no los uso para nada.

Realmente sabía que mi peso me agobiaba mucho pero no me he terminado de dar cuenta de lo justificado que estaba ese agobio hasta que no he conseguido bajar de peso rápido: le comentaba mi problema a mis amigas, a mi terapeuta, a mi madre…

Gedeckter Frühstückstisch

Todos me miraban con lástima y me decían lo mismo: acepta tus defectos y sé feliz.

Ni hablar, mi sobrepeso tenía solución:

Tenía un problema con mi peso, pero sabía que dentro de lo que cabía era una afortunada: era un problema reversible.

Tardaría más o menos, pero en ningún lado estaba escrito que no pudiera cambiar esta situación.

Yo pensaba a menudo en quienes se quedaron inválidos o perdieron un miembro tras un accidente de tráfico.

Ellos sí tenían un problema sin vuelta atrás. Como muestra de respeto hacia su situación, me sentía obligada a coger el toro por los cuernos e intentar arreglar mi problema.

Cómo la obesidad me impedía tener una vida normal, necesitaba una dieta rápidamente

En mis trabajos siempre me pasaban por encima a las que tenían mejor cuerpo y estaban más delgadas, aunque se lo mereciesen menos que yo.

Todo empezó hace un par de años. Yo antes trabajaba de cajera en un supermercado, por lo que tenía que estar todo el rato hablando con clientes y poniendo mi mejor sonrisa, aunque la verdad es que no me movía mucho de mi lugar de trabajo y además tampoco era mucho estrés.

Pero aún así me molestaba muchísimo que ascendieran a cualquier chica joven más delgada aunque llevara mucho menos tiempo trabajando y estuviese menos capacitada.

Ahí fue cuando entendí que mi problema no era solo de salud.

Sí, yo también fui víctima de productos milagro de la Teletienda

Empecé con esos productos milagrosos de la Teletienda que he dicho, pero nada. Eran todos un timo o por lo menos no conseguían un resultado tan rápido como el que yo buscaba.

Así que empecé a buscar en Internet todas las dietas rápidas posibles.

La dieta Dukan, la primera decepción

La primera dieta rápida que probé fue la dieta Dukan, porque había oído que la usaban las famosas y había leído bastante sobre ella en las revistas. Al principio me fue bien.

Adelgacé bastante peso y sobre todo lo hice bastante rápido.

De hecho no me pareció ni siquiera que me costara demasiado esfuerzo. Pero en la última fase de la dieta llegó lo peor.

Empecé poco a poco a recuperar mi peso, pero lo peor es que no se detuvo ahí y acabé pesando más aún que antes.

Por eso, lo que antes era un objetivo ahora era una obligación: llegué a pesar cerca de 100 kilos.

Vivía avergonzadísima porque había fracasado en mi intento y porque las semanas en las que había bajado de 80 realmente me sentía bien conmigo misma.

Me cambió muchísimo también las relaciones: pasé de tener unas muy buenas amigas estando más delgada a ver como me giraban la espalda cuando pasé de los 90 kilos. ¡Y hasta había conseguido empezar a ver a un hombre!

En vez de venirme abajo busqué alguna otra dieta que pudiera seguir.

Sentía la necesidad de por lo menos volver a como estaba antes.

Intentando adelgazar con la dieta de la piña

Probé con la dieta de la piña, de la que me había hablado una amiga: consistía en perder 5 kilos en 3 días.

¡Totalmente mentira! Vaya estafa. Toda la dieta consistía en comer solo piña para perder líquidos.

Pues la hice con la mejor intención del mundo pero solo conseguí adelgazar 2 kilos, que recuperé al cabo de una semana, y además ¡ahora ya ni me atrevo a acercarme a una piña!

Cada vez me sentía más agobiada por lo que acababa comprando cualquier producto que me vendiera una dieta rápida milagrosa aunque los médicos la desaconsejaran: lo intenté después con la dieta disociada, que tenía buena pinta porque podía comer de todo pero separando los ingredientes.

¡Otra mentira! No perdí ni un kilo y además toda la comida sabía mucho peor.

Las dietas alcalina y de los puntos, dos fraudes más

Después seguí con la dieta alcalina, horrorosa, y con la dieta de los puntos.

Esta tenía buena pinta y lo intenté con todo el interés del mundo.

Consistía en que cada día tenías que ir sumando los puntos de las de los alimentos que habías comido a lo largo de todo el día. Y no había que superar un número de puntos y tampoco había que quedarse muy por debajo.

Había muchos alimentos que tenía prohibidos, como las galletas, las salchichas, las golosinas, los refrescos y casi todos los embutidos y dulces.

Sabía que era dura pero pensaba que se podía conseguir.

La primera semana me lo tomé muy en serio y conseguí perder medio kilo, por lo que estaba ilusionadísima. En la segunda semana seguí y perdí un poquito menos, pero seguí una semana más y vi que había recuperado casi medio kilo.

A la siguiente semana volví a perder y luego a subir y así durante más de dos meses.

Nada, mi peso no había cambiado absolutamente nada.

Ya estaba totalmente deprimida, lo que se notaba en mi trabajo y más de una vez hasta mis jefes me preguntaron por eso.

Quise darle una última oportunidad a las dietas rápidas con dos dietas de las que había leído en alguna revista y en internet y que confiaba en que podían dar resultado.

La blanda y la depurativa

La primera era la dieta blanda, que en realidad no estaba pensada para adelgazar sino para proteger el estómago.

No funcionó pero realmente en la que más confiaba era en la otra: la dieta depurativa.

Toda la dieta depurativa consiste en eliminar toxinas para tener más energía. Sabía que se me iba a hacer dura, y realmente lo fue más. Pero los resultados tampoco llegaron.

Mientras veía a todas mis compañeras de trabajo que ascendían mientras yo me iba quedando atascada como cajera de supermercado sólo porque no era todo lo agradable a la vista que querían los clientes y mis jefes.

Estaba ya muy cansada y dejé de buscar dietas rápidas.

Me dije que intentaría hacer más deporte y comer más sano pero sin seguir ninguna dieta rápida en concreto.

Me seguía notando muy angustiada con mi cuerpo, prácticamente no quería mirarme al espejo porque sabía que me dolía cada vez que lo hacía. Sobre todo cuando recordaba que de más joven no estaba así y que en algún momento de probar todas las dietas rápidas posibles hasta había conseguido adelgazar un poquito, para luego sufrir mucho más al subir de peso.

Además, cuando empecé a fijarme tanto en mi peso, era tan sólo una preocupación, pero no era una obsesión.

Pero cuanto más me esforzaba en adelgazar más me obsesionaba con mi peso y con mi cuerpo y estaba muy avergonzada de mí.

Sabía que mi cuerpo podía ser la diferencia con cualquier otra persona para quedarme por detrás: si algún hombre dudaba entre una chica y yo siempre elegiría a la otra, si mi jefe dudaba entre mis compañeras y yo, estaba claro a quién iba a elegir.

En realidad, el probar a caminar un poco más y un poco más rápido, subir por las escaleras en vez de con el ascensor o comer más sano, con más ensaladas y menos grasas, realmente ayudó.

No perdí prácticamente peso, pero me sentía algo mejor conmigo misma.

En ese momento pesaba 90 kilos, que para una mujer como yo de 1,71 m de altura pues no era lo mejor posible, la verdad.

Pero con esta dieta tan lenta sabía que a este paso adelgazaría los 10 kilos que me había propuesto en unos 6 años, y yo buscaba algo más rápido y efectivo.

Además, aunque todavía soy joven, sé que la edad va avanzando por lo que también conviene que me vaya cuidando y sobre todo que me llegue un buen trabajo porque si no ya sabía que me quedaría atascada para toda mi vida en el mismo puesto de trabajo.

La oportunidad laboral de mi vida

Sin embargo, el día menos esperado me llegó la mejor oportunidad de mi vida. La encargada me dijo un día que ella estaba pensando en jubilarse, y que si todo le salía bien iba a poder hacerlo en muy poco tiempo, en cerca de un mes o dos.

Y también me dijo que yo era una de las candidatas a ocupar su puesto en cuanto se fuera ella. ¡Era mi oportunidad! Sabía que tenía que cogerla.

Sobre todo no quería quedarme marginada por las mismas razones que siempre, sabía que mi cuerpo no podía impedirme lograr mis objetivos profesionales. Por eso empecé de nuevo a buscar alguna dieta rápida que me pudiese funcionar.

Pregunté a médicos y expertos en dietas y muchos me recomendaron una dieta de la que nunca había oído hablar: el Factor Quema Grasa.

Me dijeron que era la única dieta rápida que estaba demostrado que funcionaba.

Comencé a buscar más información y a preguntar a más gente que la había probado. ¡Ni os imagináis cuánta gente lo ha usado para adelgazar rápido 10 kilos! Muchísima gente, desde famosas hasta deportistas, tanto hombres como mujeres.

El milagro era posible: la dieta que en una semana me dio resultados

No podía esperar más y comencé a buscar todo lo que necesitaba saber sobre esta dieta rápida. La mejor sorpresa que me pude llevar fue descubrir que toda la información que podía necesitar estaba en este libro. Y ahí cambió mi vida.

Justo después de comprar el libro empecé ya a ponerme a régimen siguiendo todas las indicaciones tan fáciles de seguir.

¡Increíble! ¿Cómo podía bajar tanto mi barriga en tan poco tiempo?

A la semana ya había perdido 3 kilos, en dos semanas había adelgazado 5 kilos y después de un mes ya pesaba casi 10 kilos menos. Pero lo más increíble de todo era que me encontraba con mucha más energía que antes.

Me gusta pensar que no fue casualidad, porque de repente aumentó mi rendimiento en el trabajo. ¡Mis jefes no dudaron de que yo era la persona adecuada para el puesto de encargada!

Es lo mejor que me ha pasado en mi vida: sin nada de esfuerzo, sin nada de dolor pero con toda la energía que no había tenido en los últimos años. Seguí con esta dieta después del primer mes porque vi que los resultados habían sido espectaculares.

Aquí tengo que reconocer que no fui todo constante que podía haber sido: tras perder casi 10 kilos en un mes estaba eufórica, y dejé de seguir al pie de la letras las instrucciones del libro.

Aun así, el siguiente mes perdí entre 4 y 5 quilos (ahora me arrepiento de no haberme hecho fotos del antes y el después…).

Una dieta rápida y sana de la que no habla nadie

¿Quién me iba a decir a mí que todo era tan fácil como seguir las instrucciones de un libro para adelgazar hasta llegar a mi peso ideal?

Lo único que tuve que hacer fue pagar unos pocos euros, instalarme la aplicación que venía incluida y seguir al pie de la letra sus instrucciones: evitar unos alimentos, intentar comer de vez en cuando otros, y hacer los ejercicios específicos que recomendaban.

¡Lo peor de estar así es que la ropa me va grande y me tengo que comprar otra! Ahora peso 70 kilos y todo en mi vida ha cambiado: tengo un mejor trabajo, mis amigas no paran de decirme lo guapa que estoy ahora y he vuelto a ver al hombre con el que me veía hace un par de años. Como en esas películas americanas, de repente todo me va bien.

Si hubiese sabido desde el principio estoy segura de que todo habría sido más fácil para mí.

¡Tengo tanta energía ahora que incluso le he cogido el gusto a hacer deporte!

El Equipamiento, la base para un restaurante de primera

Para llegar a ser un auténtico o una auténtica “master chef” tienes que tener aptitudes, entrega, habilidad con los fogones y unos buenos ingredientes en la despensa.

sehrs_P

Pero no es menos imprescindible tener un equipamiento adecuado que te sirva para llevar a cabo tu profesión de la mejor forma posible. Es decir, haciendo que las comidas se preparen justo como tú quieres, y además de una forma ágil y con unas condiciones de higiene y seguridad adecuadas. Todo ello para que solo tengas que concentrarte en tu labor y preparar los mejores platos, en lugar de tener en tu negocio toda una “pesadilla en la cocina”.

Se trata en definitiva de esa parte de los negocios hosteleros que casi siempre están ocultas a la clientela, como si no existieran, pero que sin embargo son imprescindibles para poder prestar un servicio de excelencia. Estamos hablando por ejemplo de elementos de cocción y de gran producción, menaje para preparaciones de comidas, equipamiento de congelación y refrigeración de gran capacidad, maquinaria de lavado y demás elementos de preparación, elaboración y limpieza necesarios en cada cocina.

 
El mobiliario también es una parte fundamental en la que además de cuidar la funcionalidad y la relación calidad-precio también tienes que poner especial hincapié en la imagen y el diseño, ya que van a ser los elementos que, además de tus platos, le otorguen un carácter diferenciador a tu negocio.

Ya quieras tener un local con sabor tradicional o darle un toque moderno y vanguardista, la elección del mobiliario y la decoración tiene mucho que ver con ello y tienes que ser consciente de ello.

Es importante crear vínculos con el cliente, para que recuerde su experiencia en nuestro establecimiento como algo especial y quiera repetir visita en una siguiente ocasión.

Por ello debemos ser capaces de transmitir sensaciones no solo en el sentido del gusto, sino de todas las formas posibles. En nuestras manos está, con un poco de imaginación.
Para tu tranquilidad, debes saber que existen tiendas online para comprar maquinaria y mobiliaro de hostelería (ver ejemplo), con todo lo necesario para equipar tu bar o restaurante. A través de estas tiendas on line no solo puedes hacer un poco de “showrooming” y consultar los catálogos para ver qué oferta hay disponible y con qué precios.

También puedes hacer directamente tus compras cómodamente desde casa, ahorrándote un tiempo precioso del que muchas veces no siempre dispones.

Bienestar y cocina saludable

Cada vez que estamos delante de la comida, ya sea en tu propia casa o en casa de algún familiar o amigo, y nos ponen un plato de comida, no nos ponemos a pensar si es saludable o que tipo de nutrientes nos va a aportar esa comida.

el-pozo-bienestar

Es fácil adivinar que no todos pensamos igual y que no todos vemos la hora de la comida de la misma forma, por ello y para que a la hora de buscar la mejor forma de evitar comer alimentos con mucha grasa o con mucha sal.

La marca de embutidos El Pozo Bienestar, nos muestra su compromiso para incorporar a sus embutidos ese valor adicional para que estemos en armonía con nuestro cuerpo. La nueva gama en la línea de bienestar de esta marca ha conseguido reducir la sal a sus nuevos productos de la gama Bienestar.

Si quieres conocer cuales son esos productos que están actualmente en el marco saludable “Bajo en sal” puedes acceder a verlos aquí:

Si además te apetece ver un vídeo promocionando los productos con una de las caras de la televisión, echa un ojo a lo que te mostramos aquí:

 

Esperamos que nos envíes tus recetas con los productos saludables!

 

 

Fuet El Pozo

Como cada semana que estrenamos un nuevo producto alimentario, esta no iba a ser una ocasión diferente. En este caso analizamos el Fuet de la marca El Pozo.

Una alimentación sana no tiene por que prescindir de algunos manjares como el embutido, que en este caso es el Fuet de carne de cerdo del que os hablamos.

fuet

El fuet es muy popular en la cocina de Cataluña. Es una longaniza de carne picada de cerdo que suele estar salpimentada de una manera que su sabor y su textura sea algo que pueda comerse cada día. Eso es lo que nos ofrece el Fuet El Pozo, un Fuet saludable, con sabor y textura que hará la delicia de los más pequeños ofreciendo calidad y sabor a partes iguales.

El fuet El Pozo es un fuet español, realizado con la calidad y garantías que sólo una marca internacional puede ofrecer.

Si quieres conocer las recetas que puedes realizar con este embutido y saber de que manera puedes ensalzar tus platos de una manera nutritiva y diferente, no dejes de visitar la página de El Pozo para conocer las mejores recetas.

Si tienes alguna receta que quieras compartir con nosotros utilizando el Fuet y quieres que la publiquemos, contáctanos.

¿Aprender o practicar?

Este suele ser el dilema al que nos enfrentamos en más de una ocasión.

Aprender a ser un chef

Si nos proponemos hacer un curso,o estudiar una preofesión, es difícil trabajar a la vez, y casi imposible, el poder practicar lo que nos están enseñando.

La mayoría de las veces, al realizar un curso de formación, no suelen haber prácticaas, excepto en las que aprendes a ejecutar lo aprendido y luego ya ni te acuerdas de cómo lo hiciste.
En la rama de la cocina, muy especialmente, cuando te están enseñando a elaborar un corte, una salsa, una masa o una receta, lo ejecutamos 1 o 2 veces a lo sumo. Si hubiera unas prácticas profesionales, esto lo haríamos un montón de veces y ya difícilmente s eolvida, dado que sabemos que “la práctica hace al experto” .

cocina

La práctica no se debe limitar a 15 20 días y en cualquier establecimiento hostelero, sino en sitios que estén preparados para que el alumno, bajo la tutela de una persona responsable, haga las funciones para las que se está formando al alumnado.
Además, en casi todos los trabajos, ya te exigen una preparación y la suficiente experencia (a la que no siempre es fácil acceder en los tiempos que corren), como para poder manejarte sin apenas supervisión.

Desde el centro escolar Gredos San Diego (GSD), hemos recibido información sobre programas de cocina y gastronomía en los que combinar estudios y prácticas que queremos compartir con vosotros.
El programa de Formación Profesional Dual, aprenderás a ejecutar todo tipo de elaboraciones culinarias, procesos de decoración, de envasado, etc. Y al mismo tiempo realizarás prácticas en empresas para poder aplicar los conocimientos teóricos adquiridos.

Si queréis ampliar esta información podéis poneros en contacto con el centro GSD a través del siguiente teléfono: 91 786 13 47

¡Echarle un ojo al vídeo de su campaña!

Web: http://www.gredossandiego.coop/fp-dual-red-empleo/

 

Los beneficios del Té verde

He leído un artículo en la revista MUY INTERESANTE que me gustaría comentar y compartir con vosotros.

Según este artículo, el té verde cada vez tiene más propiedades beneficiosas y los científicos siguen encontrando más beneficios para la salud.

En este en concreto, habla de Chi Pui Pang, de la Universidad de Hong Kong que ha hecho un estudio en el que ha demostrado los antioxidantes que contiene el té verde (vitamina C, vitamina E, luteína y zeaxantina), las cuales pueden ser absorbidos por diferentes tejidos del ojo, incluyendo a la retina, previniendo ,entre otras enfermedades oculares, el Glaucoma.

También han comprobado que reduce las enfermedades de los dientes y las encías.

tea

En el estudio publicado en la revista Arteriosclerosis, Thrombosis, and Vascular Biology (un diario de la asociación Americana del Corazón) El té verde, consumido con moderación, de 3 a 6 tazas diarias, disminuye el riesgo de muerte por enfermedad cardiovascular.

En otro estudio, este realizado por la Escuela Médica de Atenas (Grecia) indica que 30 minutos después de beber una taza de té verde las arterias principales del cuerpo se dilatan, lo que evita problemas circulatorios, arteriosclerosis, etc.

También uno de sus componentes, la epigalocateína (EGC), ayuda al crecimiento de las células óseas (osteoblastos) hasta un 79% lo que fortalece los huesos, aumenta la mineralización y ayuda a prevenir la osteoporosis, este estudio está reflejado en la publicación Journal of Agricultural and Food Chemistry.

También en otros estudios de diversas publicaciones científicas, nos dicen que evita que la vesícula biliar se inflame; que inhibe (ralentiza o para) el crecimiento de las bacterias; que los polifenoles del té tienen un efecto protector sobre las células de dopamina, de manera que previene la enfermedad del Parkinson.

Y encima experimentos realizados en ratones han revelado que ayudan a combatir la obesidad.

Es muy importante no beber nunca esta exquisita bebida muy caliente, pues por encima de 60ºC puede provocar cáncer de garganta, aunque imagino que esto será si se está tomando a todas horas por el exceso de calor.

En fin, espero que os haya gustado el artículo pues a mí ya me ha convencido de que hay que tomar más a menudo té verde para estar mucho mejor físicamente e intelectualmente.

Mari J. Sicilia

Recetas saludables con “El Pozo”

Seguro que has venido de vacaciones con algún kilito de más, las tapitas, la cervecita, el tomar una copa con los amigos o la familia, esa paella tan buena…Es el momento de pensar en quitar lo que no estaba ahí antes de las vacaciones o de que empezara el verano. “El Pozo Bienestar” te ofrece unos productos sin apenas calorías y con los que estar a dieta se puede llevar mejor. Curioseando en la red me he encontrado con su página para llevar seguir las recetas de una vida sana.

Te aconsejo que la eches un vistazo y opines después de catarlos tanto tal como vienen o en alguna de las buenísimas recetas que tiene. Hasta hace poco no me convencían demasiado los que había probado porque unos llevaban demasiada sal, otros demasiada grasa, otros tenían un sabor horrible (a lo que menos sabían era a jamón cocido, ya fuera de uno u otro animal) con lo cual, dejaba de consumirlos.

el pozo

En la página que he puesto de cabecera podéis encontrar numerosas recetas sanas y saludables. Os dejo con una de ellas que me ha llamado la atención por los ingredientes tan buenos y la sencillez de su elaboración.

Buen provecho.

 

Macarrones con crema de pistachos

INGREDIENTES:
250gr de macarrones, 50 gr de mantequilla, 40 gr de harina, 5 dl de leche,40 gr de pistachos picados, sal y pimienta, 2 cucharadas de aceite de oliva, un diente de ajo pelado, 150 gr de jamón serrano “El Pozo” cortado en tiras.
ELABORACIÓN:
Cocer los macarrones en una cacerola con abundante agua con sal. Cuando estén “al dente”, volcarlos en un colador y dejar que escurran y reservar. Derretir la mantequilla en una cacerola, añadir la harina y remover, dejar cocer, aproximadamente un minuto.

Verter la leche poco a poco y remover con las varillas para deshacer los posibles grumos. Cuando la preparación haya espesado, salpimentar, incorporar los pistachos picados, remover un poco y apartar del fuego.

Rehogar el ajo en una sartén con un fondo de aceite de oliva, añadir los macarrones y saltear aproximadamente unos 4 minutos y retirar del fuego.

Repartir los macarrones, cubrir con la salsa caliente de pistachos y decorar con tiras de jamón serrano.

Servir antes de que se enfríen

Mari J.Sicilia

Carne a la mejicana

Esta receta la aprendí hace muchos años, es económica y está buenísima, especialmente en los días de mucho frío. La receta original tiene, (para mi gusto), demasiado picante y yo la he rediseñado a mi gusto y al de mi familia.

Espero que os guste tanto como a los míos y a todos los que les he dado a probar la receta.

carne-a-la-mejicana
Las cantidades están pensadas para unas 6 personas y con una ensalada ligera de primer plato tenemos un menú muy completo.

¡¡¡Que aproveche!!!

INGREDIENTES:

½ kilo de carne picada preferentemente de ternera, 2 botes de cristal de judías blancas cocidas, 1 bote de judías pintas o rojas cocidas, 2 cebollas, 1 pimiento rojo grande, 1 pimiento verde grande o 2 italianos, 1 lata de 800g de tomate triturado, Tabasco, una hoja de laurel, sal y pimienta, un poco de aceite.

PREPARACIÓN:

En una sartén grande (unos 30cm.) poner un poco de aceite que cubra el fondo nada más. Picar el pimiento rojo menudito y echarlo al aceite ya caliente, mientras cortar el pimiento verde igual, añadirlo y remover; picar las cebollas de la misma manera e incorporarlas a los pimientos, sofreír hasta que esté todo tierno.
Incorporar la carne picada removiendo y picando con la espumadera para deshacer la carne (tiene que quedar suelta) salpimentar al gusto y dejar que se ponga blanquecina, echar la hoja de laurel.

Abrir la lata de tomate triturado y añadirla removiendo bien, dejar que cueza durante 20 minutos a fuego lento, removiendo de vez en cuando para que no se pegue.

Cuando ya ha pasado el tiempo, incorporar las judías con el caldo en el que vienen, remover y dejar cocer a fuego lento removiendo suavemente de vez en cuando.

Salpimentar al gusto, echar unas gotas de Tabasco para darle sabor (es importante) y servir bien calientes.

En la receta original lleva medio vaso de ají picante, yo lo he cambiado por unas gotas de Tabasco en la sartén y luego cada comensal se lo añade en más o menos cantidad, dependiendo del gusto.

Si lo quieres más completo todavía se pueden poner unas lonchas de queso “havarti” u otro que te guste por encima y gratinar en el horno. Si te sobra puedes hacer unos burritos mejicanos o tacos…

Puedes cambiar las judías cocidas de bote por judías cocidas por ti y si no tienes judías pintas o rojas, las puedes sustituir por blancas o las por que más te gusten.

carne-mexicana

 

 

 

Mari J. Sicilia

Una excelente mantequilla para todos nuestros platos

Hoy, después de haber realizado una infinidad de platos con diferentes tipos de mantequillas, ensalzando y obrando con ellas, hemos conocido y trabajado con una mantequilla Danesa que desconocíamos, se llama Lurpak® y se ha convertido en la marca de mantequilla más conocida entre los amantes de la cocina en todo el mundo

Se trata de una mantequilla de muy buena calidad, tanto por la leche que se presta a la realización de la misma, como a que es una “mantequilla sin sal“.

Según la hemos sacado del frigorífico ha sido realmente fácil de untar.

Esta mantequilla además acaba de ser un nuevo producto dentro de los supermercados DIA, y si quieres saber además donde puedes conseguirla,  en este enlace http://www.naturarla.es/donde-encontrar-lurpak  puedes ver en que supermercados comprarla.

Arla Foods actualmente la única empresa que tiene licencia para producir esta mantequilla, debido a los altos estándares que se imponen para su fabricación, lo que la convierte en un producto de la más alta calidad y sometido a los más rigurosos controles, y esto para nosotros que cocinamos con los mejores ingredientes es un punto a nuestro favor.

Lurpak® lleva más de cien años siendo la mantequilla de calidad suprema más deliciosa del mercado.

Además, quien la quiera probar ahora, y hasta el 14 de diciembre, se puede quedar con un sabor de boca mejor aún, ya que Lurpak sortea 1.500 euros.

Para participar basta con subir una foto con tu mejor sonrisa y cualquiera de los productos Lurpak a la aplicación “Sonrisas con premio” del Facebook de Naturarla, una comunidad creada por Arla Foods España donde dialogar sobre nutrición, hábitos de vida saludable y respeto por el medio ambiente.


www.facebook.com/naturarla  o  en www.naturarla.es

Reformas de cocina

La reforma de la cocina es, sin duda alguna, un elemento diferenciador en una vivienda.

reforma de cocina

Cuando adquirimos una vivienda, ya sea de primera o segunda mano, lo primero que nos “pide el cuerpo” es reformar la cocina para adaptarla a nuestros gustos y necesidades.

Cocinar puede ser, desde una necesidad a un rito y para ello la estancia en la que desarrollamos tal actividad debe cumplir la función prevista.

Para poder satisfacer lo que nos pedía el cuerpo respecto a la cocina debemos atender una serie de premisas que nos aseguren una reforma de la cocina con un bajo presupuesto:

  • Asesoramiento profesional
  • Definir necesidades básicas
  • Visión de futuro
  • Flexibilidad
  • Elección de materiales
  • Muebles de cocina
  • Reforma cocina y baño
  • Supervisión
  • Confianza
  • Precios de referencia reforma cocina

 

reformas cocina baratas

Si desea una reforma de cocina y baño póngase en manos de profesionales.