Dieta rápida: Experiencia con las dietas para adelgazar

Hoy os voy a contar cómo ha mejorado mi vida desde que conseguí adelgazar rápido más de 10 kilos con una dieta rápida.

Para empezar, tengo 36 años, mido 1,71 metros y ahora mismo peso 70 kilos.

Pero no siempre he estado así: hace 6 meses pesaba cerca de 90 kilos, lo que realmente me agobiaba mucho. Yo me esforzaba de todas las formas que os podéis imaginar, comprando todos los productos para perder peso rapido de la Teletienda, desde esos incomodísimos corsés hasta la elíptica.

Al final, me costaron muchísimo dinero y ahora ya no los uso para nada.

Realmente sabía que mi peso me agobiaba mucho pero no me he terminado de dar cuenta de lo justificado que estaba ese agobio hasta que no he conseguido bajar de peso rápido: le comentaba mi problema a mis amigas, a mi terapeuta, a mi madre…

Gedeckter Frühstückstisch

Todos me miraban con lástima y me decían lo mismo: acepta tus defectos y sé feliz.

Ni hablar, mi sobrepeso tenía solución:

Tenía un problema con mi peso, pero sabía que dentro de lo que cabía era una afortunada: era un problema reversible.

Tardaría más o menos, pero en ningún lado estaba escrito que no pudiera cambiar esta situación.

Yo pensaba a menudo en quienes se quedaron inválidos o perdieron un miembro tras un accidente de tráfico.

Ellos sí tenían un problema sin vuelta atrás. Como muestra de respeto hacia su situación, me sentía obligada a coger el toro por los cuernos e intentar arreglar mi problema.

Cómo la obesidad me impedía tener una vida normal, necesitaba una dieta rápidamente

En mis trabajos siempre me pasaban por encima a las que tenían mejor cuerpo y estaban más delgadas, aunque se lo mereciesen menos que yo.

Todo empezó hace un par de años. Yo antes trabajaba de cajera en un supermercado, por lo que tenía que estar todo el rato hablando con clientes y poniendo mi mejor sonrisa, aunque la verdad es que no me movía mucho de mi lugar de trabajo y además tampoco era mucho estrés.

Pero aún así me molestaba muchísimo que ascendieran a cualquier chica joven más delgada aunque llevara mucho menos tiempo trabajando y estuviese menos capacitada.

Ahí fue cuando entendí que mi problema no era solo de salud.

Sí, yo también fui víctima de productos milagro de la Teletienda

Empecé con esos productos milagrosos de la Teletienda que he dicho, pero nada. Eran todos un timo o por lo menos no conseguían un resultado tan rápido como el que yo buscaba.

Así que empecé a buscar en Internet todas las dietas rápidas posibles.

La dieta Dukan, la primera decepción

La primera dieta rápida que probé fue la dieta Dukan, porque había oído que la usaban las famosas y había leído bastante sobre ella en las revistas. Al principio me fue bien.

Adelgacé bastante peso y sobre todo lo hice bastante rápido.

De hecho no me pareció ni siquiera que me costara demasiado esfuerzo. Pero en la última fase de la dieta llegó lo peor.

Empecé poco a poco a recuperar mi peso, pero lo peor es que no se detuvo ahí y acabé pesando más aún que antes.

Por eso, lo que antes era un objetivo ahora era una obligación: llegué a pesar cerca de 100 kilos.

Vivía avergonzadísima porque había fracasado en mi intento y porque las semanas en las que había bajado de 80 realmente me sentía bien conmigo misma.

Me cambió muchísimo también las relaciones: pasé de tener unas muy buenas amigas estando más delgada a ver como me giraban la espalda cuando pasé de los 90 kilos. ¡Y hasta había conseguido empezar a ver a un hombre!

En vez de venirme abajo busqué alguna otra dieta que pudiera seguir.

Sentía la necesidad de por lo menos volver a como estaba antes.

Intentando adelgazar con la dieta de la piña

Probé con la dieta de la piña, de la que me había hablado una amiga: consistía en perder 5 kilos en 3 días.

¡Totalmente mentira! Vaya estafa. Toda la dieta consistía en comer solo piña para perder líquidos.

Pues la hice con la mejor intención del mundo pero solo conseguí adelgazar 2 kilos, que recuperé al cabo de una semana, y además ¡ahora ya ni me atrevo a acercarme a una piña!

Cada vez me sentía más agobiada por lo que acababa comprando cualquier producto que me vendiera una dieta rápida milagrosa aunque los médicos la desaconsejaran: lo intenté después con la dieta disociada, que tenía buena pinta porque podía comer de todo pero separando los ingredientes.

¡Otra mentira! No perdí ni un kilo y además toda la comida sabía mucho peor.

Las dietas alcalina y de los puntos, dos fraudes más

Después seguí con la dieta alcalina, horrorosa, y con la dieta de los puntos.

Esta tenía buena pinta y lo intenté con todo el interés del mundo.

Consistía en que cada día tenías que ir sumando los puntos de las de los alimentos que habías comido a lo largo de todo el día. Y no había que superar un número de puntos y tampoco había que quedarse muy por debajo.

Había muchos alimentos que tenía prohibidos, como las galletas, las salchichas, las golosinas, los refrescos y casi todos los embutidos y dulces.

Sabía que era dura pero pensaba que se podía conseguir.

La primera semana me lo tomé muy en serio y conseguí perder medio kilo, por lo que estaba ilusionadísima. En la segunda semana seguí y perdí un poquito menos, pero seguí una semana más y vi que había recuperado casi medio kilo.

A la siguiente semana volví a perder y luego a subir y así durante más de dos meses.

Nada, mi peso no había cambiado absolutamente nada.

Ya estaba totalmente deprimida, lo que se notaba en mi trabajo y más de una vez hasta mis jefes me preguntaron por eso.

Quise darle una última oportunidad a las dietas rápidas con dos dietas de las que había leído en alguna revista y en internet y que confiaba en que podían dar resultado.

La blanda y la depurativa

La primera era la dieta blanda, que en realidad no estaba pensada para adelgazar sino para proteger el estómago.

No funcionó pero realmente en la que más confiaba era en la otra: la dieta depurativa.

Toda la dieta depurativa consiste en eliminar toxinas para tener más energía. Sabía que se me iba a hacer dura, y realmente lo fue más. Pero los resultados tampoco llegaron.

Mientras veía a todas mis compañeras de trabajo que ascendían mientras yo me iba quedando atascada como cajera de supermercado sólo porque no era todo lo agradable a la vista que querían los clientes y mis jefes.

Estaba ya muy cansada y dejé de buscar dietas rápidas.

Me dije que intentaría hacer más deporte y comer más sano pero sin seguir ninguna dieta rápida en concreto.

Me seguía notando muy angustiada con mi cuerpo, prácticamente no quería mirarme al espejo porque sabía que me dolía cada vez que lo hacía. Sobre todo cuando recordaba que de más joven no estaba así y que en algún momento de probar todas las dietas rápidas posibles hasta había conseguido adelgazar un poquito, para luego sufrir mucho más al subir de peso.

Además, cuando empecé a fijarme tanto en mi peso, era tan sólo una preocupación, pero no era una obsesión.

Pero cuanto más me esforzaba en adelgazar más me obsesionaba con mi peso y con mi cuerpo y estaba muy avergonzada de mí.

Sabía que mi cuerpo podía ser la diferencia con cualquier otra persona para quedarme por detrás: si algún hombre dudaba entre una chica y yo siempre elegiría a la otra, si mi jefe dudaba entre mis compañeras y yo, estaba claro a quién iba a elegir.

En realidad, el probar a caminar un poco más y un poco más rápido, subir por las escaleras en vez de con el ascensor o comer más sano, con más ensaladas y menos grasas, realmente ayudó.

No perdí prácticamente peso, pero me sentía algo mejor conmigo misma.

En ese momento pesaba 90 kilos, que para una mujer como yo de 1,71 m de altura pues no era lo mejor posible, la verdad.

Pero con esta dieta tan lenta sabía que a este paso adelgazaría los 10 kilos que me había propuesto en unos 6 años, y yo buscaba algo más rápido y efectivo.

Además, aunque todavía soy joven, sé que la edad va avanzando por lo que también conviene que me vaya cuidando y sobre todo que me llegue un buen trabajo porque si no ya sabía que me quedaría atascada para toda mi vida en el mismo puesto de trabajo.

La oportunidad laboral de mi vida

Sin embargo, el día menos esperado me llegó la mejor oportunidad de mi vida. La encargada me dijo un día que ella estaba pensando en jubilarse, y que si todo le salía bien iba a poder hacerlo en muy poco tiempo, en cerca de un mes o dos.

Y también me dijo que yo era una de las candidatas a ocupar su puesto en cuanto se fuera ella. ¡Era mi oportunidad! Sabía que tenía que cogerla.

Sobre todo no quería quedarme marginada por las mismas razones que siempre, sabía que mi cuerpo no podía impedirme lograr mis objetivos profesionales. Por eso empecé de nuevo a buscar alguna dieta rápida que me pudiese funcionar.

Pregunté a médicos y expertos en dietas y muchos me recomendaron una dieta de la que nunca había oído hablar: el Factor Quema Grasa.

Me dijeron que era la única dieta rápida que estaba demostrado que funcionaba.

Comencé a buscar más información y a preguntar a más gente que la había probado. ¡Ni os imagináis cuánta gente lo ha usado para adelgazar rápido 10 kilos! Muchísima gente, desde famosas hasta deportistas, tanto hombres como mujeres.

El milagro era posible: la dieta que en una semana me dio resultados

No podía esperar más y comencé a buscar todo lo que necesitaba saber sobre esta dieta rápida. La mejor sorpresa que me pude llevar fue descubrir que toda la información que podía necesitar estaba en este libro. Y ahí cambió mi vida.

Justo después de comprar el libro empecé ya a ponerme a régimen siguiendo todas las indicaciones tan fáciles de seguir.

¡Increíble! ¿Cómo podía bajar tanto mi barriga en tan poco tiempo?

A la semana ya había perdido 3 kilos, en dos semanas había adelgazado 5 kilos y después de un mes ya pesaba casi 10 kilos menos. Pero lo más increíble de todo era que me encontraba con mucha más energía que antes.

Me gusta pensar que no fue casualidad, porque de repente aumentó mi rendimiento en el trabajo. ¡Mis jefes no dudaron de que yo era la persona adecuada para el puesto de encargada!

Es lo mejor que me ha pasado en mi vida: sin nada de esfuerzo, sin nada de dolor pero con toda la energía que no había tenido en los últimos años. Seguí con esta dieta después del primer mes porque vi que los resultados habían sido espectaculares.

Aquí tengo que reconocer que no fui todo constante que podía haber sido: tras perder casi 10 kilos en un mes estaba eufórica, y dejé de seguir al pie de la letras las instrucciones del libro.

Aun así, el siguiente mes perdí entre 4 y 5 quilos (ahora me arrepiento de no haberme hecho fotos del antes y el después…).

Una dieta rápida y sana de la que no habla nadie

¿Quién me iba a decir a mí que todo era tan fácil como seguir las instrucciones de un libro para adelgazar hasta llegar a mi peso ideal?

Lo único que tuve que hacer fue pagar unos pocos euros, instalarme la aplicación que venía incluida y seguir al pie de la letra sus instrucciones: evitar unos alimentos, intentar comer de vez en cuando otros, y hacer los ejercicios específicos que recomendaban.

¡Lo peor de estar así es que la ropa me va grande y me tengo que comprar otra! Ahora peso 70 kilos y todo en mi vida ha cambiado: tengo un mejor trabajo, mis amigas no paran de decirme lo guapa que estoy ahora y he vuelto a ver al hombre con el que me veía hace un par de años. Como en esas películas americanas, de repente todo me va bien.

Si hubiese sabido desde el principio estoy segura de que todo habría sido más fácil para mí.

¡Tengo tanta energía ahora que incluso le he cogido el gusto a hacer deporte!

Bienestar y cocina saludable

Cada vez que estamos delante de la comida, ya sea en tu propia casa o en casa de algún familiar o amigo, y nos ponen un plato de comida, no nos ponemos a pensar si es saludable o que tipo de nutrientes nos va a aportar esa comida.

el-pozo-bienestar

Es fácil adivinar que no todos pensamos igual y que no todos vemos la hora de la comida de la misma forma, por ello y para que a la hora de buscar la mejor forma de evitar comer alimentos con mucha grasa o con mucha sal.

La marca de embutidos El Pozo Bienestar, nos muestra su compromiso para incorporar a sus embutidos ese valor adicional para que estemos en armonía con nuestro cuerpo. La nueva gama en la línea de bienestar de esta marca ha conseguido reducir la sal a sus nuevos productos de la gama Bienestar.

Si quieres conocer cuales son esos productos que están actualmente en el marco saludable “Bajo en sal” puedes acceder a verlos aquí:

Si además te apetece ver un vídeo promocionando los productos con una de las caras de la televisión, echa un ojo a lo que te mostramos aquí:

 

Esperamos que nos envíes tus recetas con los productos saludables!

 

 

Los beneficios del Té verde

He leído un artículo en la revista MUY INTERESANTE que me gustaría comentar y compartir con vosotros.

Según este artículo, el té verde cada vez tiene más propiedades beneficiosas y los científicos siguen encontrando más beneficios para la salud.

En este en concreto, habla de Chi Pui Pang, de la Universidad de Hong Kong que ha hecho un estudio en el que ha demostrado los antioxidantes que contiene el té verde (vitamina C, vitamina E, luteína y zeaxantina), las cuales pueden ser absorbidos por diferentes tejidos del ojo, incluyendo a la retina, previniendo ,entre otras enfermedades oculares, el Glaucoma.

También han comprobado que reduce las enfermedades de los dientes y las encías.

tea

En el estudio publicado en la revista Arteriosclerosis, Thrombosis, and Vascular Biology (un diario de la asociación Americana del Corazón) El té verde, consumido con moderación, de 3 a 6 tazas diarias, disminuye el riesgo de muerte por enfermedad cardiovascular.

En otro estudio, este realizado por la Escuela Médica de Atenas (Grecia) indica que 30 minutos después de beber una taza de té verde las arterias principales del cuerpo se dilatan, lo que evita problemas circulatorios, arteriosclerosis, etc.

También uno de sus componentes, la epigalocateína (EGC), ayuda al crecimiento de las células óseas (osteoblastos) hasta un 79% lo que fortalece los huesos, aumenta la mineralización y ayuda a prevenir la osteoporosis, este estudio está reflejado en la publicación Journal of Agricultural and Food Chemistry.

También en otros estudios de diversas publicaciones científicas, nos dicen que evita que la vesícula biliar se inflame; que inhibe (ralentiza o para) el crecimiento de las bacterias; que los polifenoles del té tienen un efecto protector sobre las células de dopamina, de manera que previene la enfermedad del Parkinson.

Y encima experimentos realizados en ratones han revelado que ayudan a combatir la obesidad.

Es muy importante no beber nunca esta exquisita bebida muy caliente, pues por encima de 60ºC puede provocar cáncer de garganta, aunque imagino que esto será si se está tomando a todas horas por el exceso de calor.

En fin, espero que os haya gustado el artículo pues a mí ya me ha convencido de que hay que tomar más a menudo té verde para estar mucho mejor físicamente e intelectualmente.

Mari J. Sicilia

Cómo cocinar para adelgazar sin pasar hambre

Ya es hora de que aprendamos que comer bien no es sinónimo de engordar, sino de saber cómo y qué alimentos se pueden cocinar de manera más ligera, consiguiendo así que puedas adelgazar sin pasar hambre.

Las formas de cocinar ideales para no añadir calorías al plato son al vapor y a la plancha. Es frecuente que nos asustemos al oír esto porque estamos acostumbrados al clásico filete de pollo a la plancha con dos hojitas de lechuga acompañándole tristemente, pero no tiene por qué ser así.

Antes de comenzar un régimen para adelgazar prepárate bien. Hazte con un buen robot para cocinar al vapor, no son caros y son muy fáciles de usar, simplemente añades el agua, colocas los alimentos, cierras y dejas que pase el tiempo mientras tú te dedicas a otra cosa.

robot-cocina

Si tienes un poco de prisa puedes usar la plancha, en un par de vueltas tendrás tu receta preferida lista.

Bien, ya que sabemos de qué manera vamos a cocinar, veamos ahora cómo vamos a sazonar nuestros alimentos. Si deseas aliñar una ensalada, por
ejemplo, puedes preparar la clásica vinagreta pero, para aligerarla, vamos a hacer una cosa: en un bol añade una cucharada de aceite de
oliva, una de vinagre, sal al gusto y dos cucharadas de agua. Mezcla todo bien y ya la tienes lista. Si deseas darle un toque diferente
puedes añadirle un poco de mostaza o ajo.

Salsa-de-Vinagreta

Otra salsa ligera se puede conseguir mezclando un yogur natural o queso blanco light con una cucharada de limón, una de mostaza y
algunas hierbas aromáticas (albahaca, orégano, cebollino…).

queso blanco
También puedes aligerar las salsas de tus platos calientes sustituyendo la nata de cocinar por productos lácteos bajos en
calorías y la salsa de tomate de bote por una natural, consiguiendo así que sean más bajos en calorías.

Razones por las que es recomendable comer Papaya

La papaya es reconocida mundialmente por ayudar a tener una buena digestión; lo que pocos saben es que este alimento tropical también es útil en dietas especiales y tratamientos dermatológicos y de belleza.por eso te daremos 10 razones para comer Papaya.

papaya

1- La Papaya es una fuente muy rica en vitaminas pues contiene vitamina A,C,complejo B,potasio, magnesio, fibra, ácido fólico y pequeñas cantidades de calcio y Hierro. Ademas es antioxidante y previene cánceres de pecho, vejiga, colon o cuello del útero.

2- Como alimento, se puede comer sola, en ayunas, en licuados, en agua fresca, en postres y hasta en helados, etc.

3- Ademas de contener propiedades que favorecen la digestión, ayuda a tratar la gastritis y la formación de gases. Además elimina las lombrices intestinales.

4- Gracias a los avances científicos, los ingredientes de la Papaya se están aplicando en tratamientos dermatológicos para distintas afecciones en la piel, pues se considera que sus elementos son suavizantes, hidratantes, re-generativos y exfoliantes.

5- La papaya puede ser comida por todo el mundo, pero especialmente se recomienda para personas mayores, niños en edad de crecimiento, mujeres lactantes, etc.

6- Para saber si la papaya esta en su punto,solo basta con presionarla ligeramente con un dedo y si la fruta cede suavemente bajo él, significa que está en su punto, si ya está madura aguantarán en la nevera 5 o 6 días más en una bolsa de plástico.

7- La papaya es un gran auxiliar en las dietas, ya que ayuda a desintoxicar el organismo.

8- Es de las frutas que están mas al alcance de las personas (y de sus bolsillos), siendo una fruta que se consigue casi todo el año, su precio no es caro y se puede conservar mas tiempo.

9- La papaya es útil para aliviar irritaciones de la piel y quemaduras originadas por una exposición prolongada al Sol.

10- Los ingrediente de la papaya facilita el bronceado gracias a que contiene gran cantidad de Retinina (facilita la acción de la Melanina)

Receta de crema de papaya:

crema-de-papaya

La papaya es una fruta muy rica típica de Brasil, que contiene sales minerales, azúcares y papaína. Se puede consumir en zumos, purés, dulces, y también como postre con una receta de crema muy sencilla de preparar. Solamente necesitas: media papaya grande, un poco de helado de crema y un chorrito de licor.

crema de papaya 1 Crema de papaya

Quita la cáscara y las semillas de la papaya.

crema de papaya 2 Crema de papaya

Con una batidora pasa por la licuadora la pulpa de la fruta.

crema de papaya 3 Crema de papaya

Añade dos cucharadas de helado de crema y continúa mezclando hasta obtener una consistencia cremosa.

crema de papaya 4 Crema de papaya

Vierte la crema de papaya en tazas individuales e introduce en la nevera durante una hora. Agrega un poquito de licor por encima antes de consumir. Distribuye la mezcla en la horma preparada, apretando ligeramente. Vuelca el cuscús sobre un plato y sirve.

Estos son solo algunos de los beneficios que nos trae el comer y consumir papaya, aunque debe haber muchos más, si ustedes conocen más pueden contribuir dejándolos en sus comentarios.

El verano necesita de estas webs

Llega cada verano una nueva dieta, un nuevo remedio y muchas más mejoras para nuestro cuerpo. Como es natural en estas fechas, todos estamos deseando perder peso para lucir el tipo en la playa. Es por eso que desde aquí siempre os estamos recomendando donde podéis encontrar estas webs de nutricion.

Hoy tenemos una nueva web que nos ha llamado la atención que está muy bien estructurada para que encontremos en todo momento lo que necesitamos.

La web de la que os hablamos es Blognutricion.com y como se puede adivinar por el nombre, nos ayudará con consejos para seguir una dieta de forma correcta, una guía alimentaria para que no nos pasemos el día buscando en el mar de Internet.

Desde su panel derecho podremos acceder a una gran cantidad de categorías relacionadas con la salud y con el bienestar.

En Facebook podéis encontrar las actualizaciones más recientes de su web, así como en el perfil de Twitter que podréis seguir día a día desde vuestros móviles. Si tenéis pensado realizar un esfuerzo de cara al verano para conseguir llegar a vuestro peso ideal, o símplemente os apetece seguir con vuestra vida de forma saludable, os recomendamos tenerla entre vuestras páginas principales.

Esperamos que disfruteis de sus consejos, tanto como nosotros.

Alimentos que reducen el estrés

El efecto que el estrés causa a nuestro organismo es múltiple.

Así, tenemos algunas afecciones gastrointestinales (úlceras, cólicos, gastritis), cerebrales (fatiga, dolores, depresión, insomnio, angustia), cardiovasculares (presión alta, taquicardia), etc.

alimentacion para reducir estress

En tiempos en que un gran número de personas en el mundo sufre de esta problema, es necesario que incluyamos una serie de alimentos en nuestra dieta diaria para mantenernos sanos. Mostramos una serie de frutas y nutrientes que ayudarán a que nuestro organismo reponga rápidamente vitaminas y antioxidantes.

Plátano:

Es un alimento muy útil para nuestro sistema nervioso. Rico en minerales como hierro, calcio, magnesio y potasio y vitaminas A, B y C (con un solo plátano obtienes 1/5 de todas tus necesidades diarias de vitamina C). Una gran cantidad de estos minerales se encuentran en la parte interior de las cáscaras. No la tires sin antes haberla raspado con una cucharita.

Frutos secos:

Son apreciados desde tiempos muy antiguos por sus propiedades regenerativas y nutritivas. Contienen también una gran cantidad de nutrientes y vitaminas B1 y B6.

Espinacas:

La espinaca es rica en vitamina A y C, al igual que los vegetales de hoja verde, tiene cantidades considerables de vitaminas del complejo B, potasio, calcio, magnesio, hierro y cobre. Es recomendable consumirla bajo poca cocción pues de esta forma conserva sus propiedades.

Cereales integrales:

Son una gran fuente de hierro, fósforo y vitamina E, y particularmente beneficiosos para el sistema nervioso por su contenido en magnesio, cobre y potasio. Además, “contienen triptófano, un aminoácido esencial para producir serotonina, sustancia responsable del buen estado de ánimo y de la relajación”, señala la publicación.

Carne:

Es uno de los alimentos más completos que existen. Contiene una gran cantidad nutrientes, proteínas, aminoácidos, hierro, fósforo y vitamina B12, esencial para el sistema nervioso.

Revisión médica de nuestra salud

En capítulos anteriores hablábamos de la conveniencia de ponerse en manos de un especialista dietético para llevar a cabo una dieta sana y adecuada.

Para disfrutar de una salud de hierro, sólo tenemos que seguir los consejos que aquí os estamos dando, pero para comprobar que esto es así, y que no existe ningún problema importante, es imprescindible vigilar nuestra salud acudiendo periódicamente a nuestro médico familiar para un Reconocimiento Médico General. También son importantes las revisiones anuales con los distintos especialistas (dentista, oculista, ginecólogo /a, urólogo, etc.) Con esto os queremos hacer entender que el médico es el mejor consejero en salud.

visión médica de nuestra salud

Tal y como nuestro doctor o doctora nos aconsejará, no debemos abusar de los medicamentos y menos aún tomarlos sin  su prescripción ya que podemos empeorar nuestra enfermedad por su abuso o uso inadecuado. De igual manera, no debemos obsesionarnos con la enfermedad, por ello nuestro médico profesional nos aconsejará sobre la mejor forma de afrontarla sin que repercuta inadecuadamente en nuestra salud psicológica.

Si decidimos hacer deporte, es especialmente importante informar a nuestro médico para que realice la oportuna revisión médica que asegure que lo podemos hacer sin problemas. Él nos sugerirá sobre nuestra mejora física y psicológica, sin olvidar que es importante para el cuidado de esta última, la prosperidad en la salud social, tal y como expondremos en capítulos sucesivos.

Consejos de alimentación para personas mayores

alimentacion personas mayores

Las personas mayores, además de los consejos de la Pirámide de la Alimentación, deben tener en cuenta otra serie de consejos:

  • Como norma general, la dieta debe ser lo más variada posible.
  • Elige alimentos frescos y preparaciones sencilla (vapor, plancha, horno) Son más sencillos de cocinar y mantienen mejor sus propiedades.
  • Come tranquilamente y mastica bien.
  • Aprovecha los beneficios de la Dieta Mediterránea, rica en legumbres, pescados, verduras, frutas y aceite de oliva. Es beneficiosa para jóvenes y mayores.
  • Consume leche y derivados lácteos desnatados (queso, yogures, batidos, etc.)
  • Reduce el consumo de carnes y grasas animales.
  • Reduce el consumo de sal, dulce, café, té y bebidas gaseosas.
  • No tomes las bebidas demasiado calientes.
  • Evita las comidas entre horas. Si no es posible, puedes tomar alguna pieza de fruta.
  • El consumo de líquidos debe ser abundante, acerca de 2 litros de agua al día. Preferiblemente se beberá fuera de las comidas.
  • Evita el consumo de tabaco y  limita al mínimo el consumo de alcohol.
  • Especial importancia tiene mantener un peso adecuado, cercano al ideal (podemos consultarlo en cualquier farmacia) El sobrepeso puede tener consecuencias peligrosas para nuestra salud.

Pirámide de una alimentación adecuada

Son diversas las ocasiones en las que nos cuestionamos, ¿a cuánto equivale realmente una ración adecuada de comida? Las cantidades y tipo de alimentos a consumir van a depender de las necesidades de cada persona. Así mismo, dichas raciones o cantidades de comida se determinarán en función de la edad, la altura y la complexión del cuerpo de cada persona. Es por este motivo que las necesidades alimentarias se ajustarán a cada persona individualmente.

Aunque los datos que aquí aportamos son generales, no debemos olvidar que a la hora de realizar algún tipo de dieta debemos acudir a los profesionales especializados en dietética así como a nuestro médico familiar.

Por lo general, más de la mitad de lo que comemos al día (60%) debe corresponder a los alimentos del grupo de los hidratos de carbono. El 15% correspondería a verduras y frutas, tanto frescas como cocidas. Esto lo podemos explicar según la pirámide de la alimentación general que a continuación se detalla:

CONSUMO OCASIONAL

  • Grasas (salvo aceites de oliva y semillas; girasol, maíz, soja, etc.)
  • Dulces, bollería, caramelos, pasteles, refrescos, helados…
  • Carnes grasas, embutidos y patés

CONSUMO SEMANAL

  • Pescados: 3-4 raciones
  • Carnes magras: 3-4 raciones
  • Huevos: 3-4 raciones
  • Legumbres: 2-4 raciones
  • Frutos secos: 3-7 raciones

CONSUMO DIARIO

  • Leche, yogur, queso: 2-4 raciones
  • Aceite de oliva: 4 a 6 raciones
  • Verduras y hortalizas: 2 raciones
  • Frutas: 3 raciones
  • Pan, cereales integrales, arroz, pasta, patatas: 4-6 raciones
  • Agua: 6 a 8 raciones

Por último, recordar que una dieta equilibrada debe ir acompañada de un mínimo de 30 minutos diarios de ejercicio físico.