Alimentos que reducen el estrés

El efecto que el estrés causa a nuestro organismo es múltiple.

Así, tenemos algunas afecciones gastrointestinales (úlceras, cólicos, gastritis), cerebrales (fatiga, dolores, depresión, insomnio, angustia), cardiovasculares (presión alta, taquicardia), etc.

alimentacion para reducir estress

En tiempos en que un gran número de personas en el mundo sufre de esta problema, es necesario que incluyamos una serie de alimentos en nuestra dieta diaria para mantenernos sanos. Mostramos una serie de frutas y nutrientes que ayudarán a que nuestro organismo reponga rápidamente vitaminas y antioxidantes.

Plátano:

Es un alimento muy útil para nuestro sistema nervioso. Rico en minerales como hierro, calcio, magnesio y potasio y vitaminas A, B y C (con un solo plátano obtienes 1/5 de todas tus necesidades diarias de vitamina C). Una gran cantidad de estos minerales se encuentran en la parte interior de las cáscaras. No la tires sin antes haberla raspado con una cucharita.

Frutos secos:

Son apreciados desde tiempos muy antiguos por sus propiedades regenerativas y nutritivas. Contienen también una gran cantidad de nutrientes y vitaminas B1 y B6.

Espinacas:

La espinaca es rica en vitamina A y C, al igual que los vegetales de hoja verde, tiene cantidades considerables de vitaminas del complejo B, potasio, calcio, magnesio, hierro y cobre. Es recomendable consumirla bajo poca cocción pues de esta forma conserva sus propiedades.

Cereales integrales:

Son una gran fuente de hierro, fósforo y vitamina E, y particularmente beneficiosos para el sistema nervioso por su contenido en magnesio, cobre y potasio. Además, “contienen triptófano, un aminoácido esencial para producir serotonina, sustancia responsable del buen estado de ánimo y de la relajación”, señala la publicación.

Carne:

Es uno de los alimentos más completos que existen. Contiene una gran cantidad nutrientes, proteínas, aminoácidos, hierro, fósforo y vitamina B12, esencial para el sistema nervioso.

Pirámide de una alimentación adecuada

Son diversas las ocasiones en las que nos cuestionamos, ¿a cuánto equivale realmente una ración adecuada de comida? Las cantidades y tipo de alimentos a consumir van a depender de las necesidades de cada persona. Así mismo, dichas raciones o cantidades de comida se determinarán en función de la edad, la altura y la complexión del cuerpo de cada persona. Es por este motivo que las necesidades alimentarias se ajustarán a cada persona individualmente.

Aunque los datos que aquí aportamos son generales, no debemos olvidar que a la hora de realizar algún tipo de dieta debemos acudir a los profesionales especializados en dietética así como a nuestro médico familiar.

Por lo general, más de la mitad de lo que comemos al día (60%) debe corresponder a los alimentos del grupo de los hidratos de carbono. El 15% correspondería a verduras y frutas, tanto frescas como cocidas. Esto lo podemos explicar según la pirámide de la alimentación general que a continuación se detalla:

CONSUMO OCASIONAL

  • Grasas (salvo aceites de oliva y semillas; girasol, maíz, soja, etc.)
  • Dulces, bollería, caramelos, pasteles, refrescos, helados…
  • Carnes grasas, embutidos y patés

CONSUMO SEMANAL

  • Pescados: 3-4 raciones
  • Carnes magras: 3-4 raciones
  • Huevos: 3-4 raciones
  • Legumbres: 2-4 raciones
  • Frutos secos: 3-7 raciones

CONSUMO DIARIO

  • Leche, yogur, queso: 2-4 raciones
  • Aceite de oliva: 4 a 6 raciones
  • Verduras y hortalizas: 2 raciones
  • Frutas: 3 raciones
  • Pan, cereales integrales, arroz, pasta, patatas: 4-6 raciones
  • Agua: 6 a 8 raciones

Por último, recordar que una dieta equilibrada debe ir acompañada de un mínimo de 30 minutos diarios de ejercicio físico.