Vacaciones Inteligentes

Como puedes viajar barato :

Tomarse un descanso de la rutina no tiene que ser un sufrimiento para el bolsillo. Cuando la vida laboral lo permite, los viajes fuera de temporada son la mejor opción que combinan ocio, placer y ahorro.

Planificar los tiempos

Lo mejor para aprovechar cada centavo es planificar detalladamente el viaje. Para esto se debe conocer las temporadas con las que se maneja el rubro turístico.

La llamada “temporada alta” es la época del año que más caudal de turistas tiene. Se da básicamente durante la época vacacional tanto de verano como invierno. Como la demanda es muy alta, los precios de los servicios aumentan.

La “temporada baja” es aquella en la que la demanda cesa provocando por ende una baja en el precio de los servicios. Está alejada de las fechas de receso y se relaciona directamente con el calendario y el clima del lugar. Por ejemplo en invierno los destinos costeros son los menos elegidos por obvias razones mientras que en los destinos que tienen nieve ocurre lo contrario.

Por último encontramos la “temporada media”, que se da en primavera u otoño, cuando el caudal turístico es menor pero aún importante. Los costes de los servicios son menores a los de la temporada alta pero superiores a los de la baja.

Mejor solo que mal acompañado

Esta es una frase un poco antipática pero encierra una gran verdad. A la hora de viajar elegir un compañero no es muy fácil, dado que a menudo la idea de vacaciones y relax no es la misma.

Si no tienes compromisos familiares, viajar solo tiene su encanto. Uno maneja sus tiempos y actividades según su gusto. También el presupuesto previsto para el viaje es difícil que no se cumpla. Por otro lado, los hoteles son un buen sitio para conocer gente nueva ya que en ellos siempre hay turistas.

Escapar de la rutina

Si en tu trabajo lo permiten, en lugar de tomar todos los días de vacaciones en un mes divídelos a lo largo del año. Esto te permitirá tener días para poder viajar, relajarte y volver con todo en cualquier momento. Además, durante las vacaciones si tu lugar de trabajo continúa sus actividades las mimas se reducirán haciendo que el día laboral sea más agradable, aunque el clima no acompañe para nada.

Para convencerse de que los viajes fuera de temporada alta son una gran oportunidad sólo basta con mirar las tarifas de cualquier hotel y notar la diferencia de precios. Fuente:  www.agencia-viaje.es